Las freidoras sin aceite: tecnología punta para tu cocina

Conoce como funcionan las freidoras sin aceite y todo lo que puedes cocinar con ellas.

La tecnología evoluciona con tal rapidez que ya se está apoderando, poco a poco, de nuestras cocinas.

Si ya teníamos asumida la existencia, cada vez más, de frigoríficos con conexión wifi, ahora llegan las freidoras sin aceites.

Una evolución que las freidoras clásicas que llegan en pleno auge de la comida sana y que parece que darán mucho que hablar.

Tan solo hay que echar un vistazo internet para encontrar cientos de marcas y modelos en el mercado.

Puedes encontrar una buena comparativa de modelos y precios en la web de Freidora sin Aceite 10.

¿Qué es una Freidora sin Aceite?

También llamadas freidoras de calor, una freidora sin aceite es la que no utiliza aceite para freír los alimentos.

Parece algo obvio, pero es un electrodoméstico que cada vez está teniendo más presencia en cocinas de todo el mundo.

Ya que nos permite elaborar muchísimas recetas de cocina sana, evitando el uso de aceites y grasas.

Pudiendo disfrutar de comidas elaboradas con menos calorías que nos permiten equilibrar nuestra dieta.

Muy útil para aquellos que deben controlar su dieta por problemas de salud como enfermos de gota o personas con diabetes.

Además, de disfrutar de otra serie de ventajas como un menor consumo energético o una mayor facilidad para la limpieza.

Cómo funcionan las freidoras sin aceite

Pero vamos a lo meramente tecnológico que es lo que nos interesa en este blog y hablemos del funcionamiento de las freidoras de calor.

Cómo funcionan las freidoras de aire caliente
Freidoras de aire caliente

Este tipo de electrodomésticos funcionan utilizando chorros de aire caliente, de ahí que también se les llamen freidoras de aire caliente.

Es decir, su funcionamiento es similar al de un horno, utilizando la circulación del aire caliente para cocinar.

Una resistencia eléctrica calienta el aire en el interior de la freidora el cual se hace circular entre lo alimentos gracias a unos ventiladores.

Gracias a este sistema, los alimentos quedan dorados por fuera, como en las tradicionales, pero no suelen quedar crujientes.

Pero al no utilizar aceite o utilizar solo una cucharada, el resultado final del producto no se puede comparar con el de una freidora tradicional.

Más que nada porque en las freidoras tradicionales, los alimentos deben sumergirse en una gran cantidad de aceite hirviendo para cocinarse.

En las freidoras sin aceite, el resultado final es lo más parecido a las tradicionales, pero con una ventaja, el resultado es más saludable.

Al no utilizar aceite en el cocinado, no se aportan grasas ni calorías a los alimentos cocinados.

Como se usa una freidora de aire caliente

Estas freidoras disponen de una cubeta o recipiente donde se colocan los alimentos.

Generalmente, en la mayoría de fabricantes se recomienda añadir una cucharada de aceite para impregnar el producto.

Después, bastará con ajustar el tiempo y la temperatura de acuerdo con las especificaciones del fabricante.

Transcurrido el tiempo establecido, el producto debería estar correctamente cocinado y dispuesto para ser degustado.

Como has visto, este tipo de freidoras sin aceite o freidoras de aire caliente son ideales para aquellos que se preocupan por su dieta.

Pudiendo comer alimentos que por su forma de cocinado estarían prohibido de muchas dietas sanas.

Te agradezco una valoración de este artículo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario