Cómo Impedir el Reseteo de un Móvil Android Robado

¿Estás buscando la forma de impedir que le hagan un hard reset a un móvil Android robado?

Pues no tienes porqué preocuparte si eres una persona que se preocupa por la seguridad de su móvil.

Si es así, y mantienes un mínimo de seguridad en tu móvil, no tendrás problemas.

Un patrón, contraseña o pin de desbloqueo en el móvil es el primer paso para estar seguros en el caso de robo.

Impidiendo el acceso a los ajustes del móvil, ningún ladrón podrá hacer un hard reset a un móvil Android robado.

Y no te preocupes, tampoco podrán abrir el bootloader y cambiar o reinstalar el sistema operativo del móvil.

Configuración de seguridad en un móvil

Al encender por primera vez un móvil Android recién comprado, debemos configurar unos ajustes muy importantes.

Estos ajustes están principalmente destinados a la seguridad de nuestro móvil nuevo.

Lo primero que el asistente de configuración de Android nos pide es conectarnos a una red wifi conocida.

Una vez conectados, deberemos asociar a nuestro móvil nuevo una cuenta de Gmail.

Cuando nuestro móvil nuevo se ha asociado a nuestra cuenta de Gmail, el asistente nos indicará otras opciones de seguridad.

Localizar el móvil

Dentro de los ajustes sugeridos está la opción de activar la localización del móvil a través de Google.

Opción muy importante activarla, ya que en el caso de pérdida o robo del móvil, podremos localizarlo o bloquearlo.

Además, llevar el GPS siempre encendido no consume batería, tan solo hay consumo cuando se está utilizando.

Cifrar teléfono

Esta es otra opción muy interesante para activar en nuestro móvil.

Gracias a ella, el contenido de la memoria interna de nuestro móvil quedará cifrada y tan solo se accesible mediante autorización.

Si conectamos el móvil al Pc y lo desbloqueamos, tan solo veremos una carpeta vacía.

Deberemos autorizar la transferencia de archivos o fotos para ver su contenido.

Establecer patrón, contraseña o pin de acceso

Opción de seguridad fundamental para mantener a salvo nuestro móvil en caso de pérdida o robo.

impedir el hard reset en un móvil android robado
Pin o contraseña son las opciones de bloqueo más seguras

Teniendo activada esta medida de seguridad, ningún ladrón podrá acceder al contenido del móvil.

De igual manera, nadie podrá hacer un hard reset de un móvil Android robado o cambiar su software.

Sí no tenemos establecido un patrón, pin o contraseña de acceso y nos roban el móvil, siempre podemos bloquearlo remotamente.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para bloquear un móvil robado.

Impedir el hard reset en un móvil robado Android

Hacer un hard reset a un móvil robado Android es un proceso bastante fácil y sencillo.

Bastará con acceder al recovery del móvil robado y ejecutar un wipe and data cache y después restaurar el sistema.

Pero es aquí donde aparece el Factory Reset Protection o protección contra el hard reset.

Factory Reset Protection

Desde Android 5.1, el sistema operativo incorpora un sistema de protección para evitar un hard reset en un móvil Android.

Esta medida recibe el nombre de Factory Reset Protection (FRP), o lo que es lo mismo, Protección de restauración de fábrica.

Cualquier persona que realice un hard reset a un móvil Android robado deberá introducir los datos originales del móvil.

Es decir, la cuenta y la contraseña de Gmail con el que se configuró por primera vez el móvil.

Esto es así porque en el momento de realizar el hard reset, el móvil está asociado a una cuenta y solo puede ser utilizado con esa cuenta.

De esta manera, se evita que un ladrón pueda hacer un hard reset de un móvil Android robado y utilizarlo a su antojo.

El Factory Reset Protection viene activado de fábrica, y la única forma de saltarselo es accediendo a los ajustes del móvil.

De ahí la gran importancia de mantener un patrón, pin o contraseña de acceso al móvil.

Deshabilitar el Factory Hard Reset

No hay ninguna opción para deshabilitar la protección contra el hard reset de un teléfono, tan solo unos pasos a seguir.

En el caso de que vendamos el móvil o lo vaya a utilizar otra persona, deberemos completar unos pasos.

Primero deberemos borrar la cuenta de Google asociada al teléfono desde los propios ajustes del móvil.

Después deberemos realizar una restauración de fábrica del terminal para que quede tal y como lo compramos.

Por último, volveremos a configurarlos con los nuevos datos del propietario.

Cambiar el software a un móvil robado

Otro de los aspectos más comentados cuando hablamos de móviles robados es la posibilidad de cambiar su software.

Muchos creen que simplemente cambiando el software de un móvil robado se puede saltar el bloqueo del teléfono.

En Android, la única posibilidad de cambiar el software o de instalar otra ROM es teniendo abierto el bootloader.

El bootloader es el gestor de arranque del móvil, el primer programa que se ejecuta en su procesador nada más encenderlo.

Y es el que se encarga de cargar el software del dispositivo después de realizar una serie de test.

Por defecto, el bootloader está bloqueado, es decir, solo puede cargar un software instalado en una parte de la memoria.

Ese software, y a la parte de la memoria donde se encuentra, viene predefinido por el fabricante.

Para instalar un nuevo software o reinstalar el original debemos desbloquear el bootloader, lo que se llama abrir el bootloader.

Acción que se puede realizar desde cualquier ordenador utilizando comandos adb.

Pero desde hace unas versiones de Android, la única forma de poder desbloquear el bootloader es previa autorización.

Es decir, debemos activar manualmente desde los ajustes de desarrollador la opción que permite el desbloqueo.

Si no se activa dicha opción, el bootloader de un móvil Android robado no puede ser desbloqueado.

Como vemos, vuelve a salir la importancia de tener establecido un patrón, pin o contraseña de desbloqueo del móvil.

Lo que hay que hacer

Así que ya sabéis, si os roban el móvil, el ladrón solo podrá hacer lo que quiera si dispone de total acceso a sus ajustes.

Si tenemos establecido un bloqueo, nadie podrá hacer un hard reset a un móvil robado.

Tampoco podrán cambiar su software para saltarse el bloqueo ni cambiar el IMEI.

Si te han robado el móvil y no lo tenías protegido con un bloqueo, lo primero que debes hacer es bloquearlo.

Esto lo puedes hacer desde la opción de «Donde está mi dispositivo» de Google.

Si el móvil aparece como apagado, no importa, en el momento en que lo encienda se bloqueará.

Te agradezco una valoración de este artículo


Deja un comentario