Twitter retrasa su nueva API que acabaría con aplicaciones de terceros

por

De sobra es conocido que desde unos años atrás hasta hoy Twitter está poniendo especial incapié en acabar con aplicaciones paralelas a la oficial.

Son ya muchas ya las aplicaciones de terceros para gestionar cuentas de Twitter que ha tenido que abandonar ante las exigentes condiciones y límites que la compañía ponía a sus desarrolladores a la hora de utilizar su API.

La última aplicación en caer ha sido Flamingo, una estupenda alternativa a la aplicación oficial de Twitter cuyo desarrollador ha tenido que abandonar por culpa de los límites impuestos por Twitter.

Pero en todo este tiempo no solo ha sido Flamingo. En tiempos se encontraron con ese mismo problema aplicaciones muy populares den Google Play como Carbón, Talón o Fenix.

Límites impuestos por Twitter

Pese a que su llegada a Android fue tardía, salieron antes otras aplicaciones, la compañía irrumpió con fuerza con su propia aplicación oficial que fue mejorando con prestaciones presentes desde hace mucho tiempo en las aplicaciones paralelas.

Viendo que la competencia era realmente fuerte, Twitter decidió poner una serie de condiciones y límites a todas las otras aplicaciones que decidieran usar su API para permitir el acceso a las cuentas de usuarios.

Entre estas limitaciones está la de limitar el número de usuarios que pueden acceder a sus cuentas desde aplicaciones no oficiales. impedir el envío de mensajes directos masivo o impedir la implantación de encuestas.

Pese a esto, siguen estando disponible en Android aplicaciones para la gestión de perfiles muy atractivas y con una alta posibilidad de configuración.

Twitter retrasa su nueva API

El pasado mes de diciembre, Twitter anunció que su actual API dejaría de funcionar en Junio de 2018 y que sería entonces cuando entraría en funcionamiento una nueva API.

El problema vendría en que este nuevo servicio estaría destinado solo a grandes compañías, mientras que los pequeños desarrolladores no tendrían permitido su acceso.

Esto supondría, no solo la desaparición de algunas de las mejores aplicaciones disponibles hoy en día, también supondría echar por tierra el trabajo de muchas personas.

Debido a este anuncio, los responsables de aplicaciones como Talón, Tweetbot, Tweetings y Twitterrific han lanzado una página web donde explican todas las novedades de esta nueva API y como esta acabaría con sus trabajos.

Además, se ha lanzado una campaña que llama a la gente a twittear su opinión haciendo mención a la cuenta oficial de la compañía y utilizando el hashtag #BreakingMyTwitter.

Son muchos los que se han sumando a esta campaña hasta el punto de que la cuenta oficial de Twitter ha lanzado un Tweet donde anuncia que el lanzamiento de la nueva API se retrasa sin fecha prevista.

La misma compañía anuncia que comunicará, con al menos 90 días de antelación, la fecha prevista de entrada en funcionamiento de este nuevo servicio.

De momento, un pequeño respiro para los pequeños desarrolladores de aplicaciones paralelas de Twitter que actualmente abarcan un gran número de usuarios.

Te agradezco una valoración de este artículo


Deja un comentario