La tecnología ayuda a que las empresas tengan un Plan de Igualdad a su medida

El software recopilador de datos objetivos de los parámetros que sirven para hacer el Plan de Igualdad permite optimizar el trabajo técnico.

Actualmente, la tecnología se ha puesto al servicio de la optimización de recursos a la hora de almacenar datos, clasificarlos, sacar conclusiones de ellos y establecer tablas comparativas.

En este sentido, los software o programas informáticos que se utilizan para recopilar todos los datos necesarios con el fin de generar en las empresas un buen Plan de Igualdad, ayudan a agilizar el proceso, facilitan la recogida de información y, por tanto, permiten dotar al documento final de los datos más objetivos y exhaustivos, que pueden ayudar a sacar las conclusiones más acertadas. 

Lo primero que hay que preguntarse, es ¿en qué consiste un Plan de Igualdad? Pues bien, es un documento a través del cual se evalúan, por géneros y categorías profesionales, los datos que hay en las empresas de más de cincuenta trabajadores, para erradicar, en todo caso, los desequilibrios observados y encaminar la empresa hacia políticas de igualdad de condiciones cuando se realiza el mismo trabajo.

También, servirá a las empresas para adquirir las herramientas necesarias que hagan cumplir la ley, que en la actualidad, no distingue entre hombres y mujeres a la hora de ejercer cualquier trabajo o profesión. 

Para tal fin, una serie de asesores ayudarán a las compañías a establecer todos estos parámetros, y evitar así, las sanciones que la Autoridad Laboral tiene recogidas ante sus incumplimientos.

Lo mejor es acudir a firmas con dilatada experiencia, como la que ofrece rapinformes.es, donde un equipo de expertos ayudarán a las empresas a cumplir con la ley vigente y a dotarse de esta herramienta de uso necesario. 

Grupo de trabajadores de una empresa que cumple con el plan de igualdad

Así pues, desde marzo del pasado año, todas las empresas con más de medio centenar de trabajadores, está obligada a constituir este Plan de Igualdad, aunque también están obligadas las compañías que lo contemplen en su Convenio Colectivo de aplicación, o aquellas a las que por un proceso sancionador, se lo exija la Autoridad Laboral. 

¿Tiene consecuencias no hacerlo?

Obvio que sí. Existen dos franjas de incumplimiento que pueden llevar a las empresas a posicionarse en una complicada situación financiera.

El desprestigio es otra de las razones por las que las empresas contribuyen a la aplicación de la normativa.

Pero no solo eso, sino también porque la mayoría de firmas están en el convencimiento de que tienen que ser parte activa en la erradicación de la desigualdad por género. 

Sanciones graves

Respecto a las sanciones graves que se cometen cuando una empresa está obligada a tener este Plan de Igualdad, y por dejadez o por no conocer la normativa, o simplemente, por no haber prestado atención al no ser prioridad esa herramienta, no la pone en marcha, hay que señalar que eso puede suponer para la merma económica, una multa que puede ir desde los 626 a los 6.250 euros

Sanciones muy graves

Pero aquellas empresas insumisas, es decir, que tras el aviso de la autoridad competente, siguen sin cumplir con sus obligaciones o lo hacen de manera reiterada, las multas pueden alcanzar cifras tan estratosféricas que abarcan desde los 6.251 a los 225.018 euros.

De ahí que las compañías se tengan que pensar dos veces el hecho de no cumplir con esta norma que, por otro lado, es de recibo en una sociedad que debe evolucionar hacia la igualdad total, con las mismas obligaciones, pero también con los mismos derechos entre hombres y mujeres. 

Por todas estas razones, es muy importante que las compañías se hagan con el asesoramiento de personal experto en este tipo de documentos, así como que les asistan con sus avances tecnológicos que, sin duda, agilizarán el proceso de recogida, clasificación y volcado de datos. 

Cuando un equipo profesional se hace cargo de los Planes de Igualdad, incluso, son capaces de dotar a una empresa de mayor atractivo y capacidad de competencias, lo que permite contribuir a la evolución de los derechos de las mujeres en el ámbito laboral, y eso es algo que da prestigio.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Comparte en tus Redes Sociales!

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios