Refuerza la seguridad en tu hogar con estos consejos

El temor a sufrir un hurto o un robo en el hogar es una de esas sensaciones que puede clasificarse como riesgo percibido y riesgo real.

Es decir, existe más miedo a vivir una de estas situaciones que las posibilidades reales de que suceda.

Sin embargo, al igual que sucede este fenómeno, no es menos real que cada día se producen en España centenares de robos y que incluso de manera periódica se activan muchas alertas en los medios de comunicación y en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Sufrir un robo en casa no implica únicamente ser víctima de un delito, sino también experimentar el miedo de padecer daños personales que se sumen a los materiales.

A su vez, comprobar cómo todo el esfuerzo por construir una vivienda en familia se va al traste por un acto delictivo es un miedo al que se le debe poner freno.

La forma de conseguir este objetivo pasa por incluir más medidas de seguridad en el hogar. Te mostramos algunas propuestas para que ganes en sensación de tranquilidad.

Alarmas para hogares

Un sistema de alarma para casa, es una de las alternativas más utilizadas para proteger la vivienda de robos y ocupaciones, especialmente en vacaciones.

Muchas personas deciden instalar alarmas de seguridad en su vivienda cuando salen de vacaciones o Navidad.

Este sistema les permite viajar más tranquilos. Incluso cuando están en casa, su capacidad disuasoria es muy elevada.

Los delincuentes suelen tener protocolos de actuación bien definidos, de modo que si actúan en zonas en las que hay muchas viviendas con alarmas, descartan los hogares protegidos, pues saben que su trabajo se puede ver más condicionado.

Con una alarma para casa, la vivienda quedará protegida en todo momento, y al mínimo ruido podrás actuar.

Reforzar las cerraduras

Otro consejo imprescindible. Este es incluso más importante que el primero, pues millones de casas en España presentan cerraduras muy vulnerables.

Cuanto más antiguas sean las puertas de casa, más sencillo es para los ladrones forzar las cerraduras.

Adentrarse en una vivienda trucando la cerradura es una fórmula relativamente sencilla, incluso hay tutoriales en internet que te enseñan a adentrarte en una casa en pocos segundos.

protección en robos en el hogar

La vía para evitar estos intentos de allanamiento pasa por reforzar con elementos como bombines de seguridad y añadir una alarma o un sistema de cerco eléctrico en el perímetro de entrada.

Mantener el interior de la vivienda poco visible

Como tercera propuesta aparece una de carácter disuasorio. Intenta siempre que tu vivienda no sea atractiva para malhechores.

El interior del hogar debe quedar a resguardo de miradas ajenas. A su vez, si notas que hay mucho interés de algún vecino, que está insistentemente pidiendo favores sin importancia: un poco de azúcar, algo de leche, llamar por teléfono porque se ha quedado sin batería, vigila ese comportamiento.

Si bloqueas la vista al interior y no mantienes objetos de valor al alcance de miradas desde el exterior, tu vivienda ganará en seguridad, pero sobre todo reforzarás la sensación de tranquilidad.

Una vivienda iluminada es una vivienda segura

Uno de los consejos básicos al dejar unos días la vivienda por temas laborales o por vacaciones es que continúe con la percepción de que está habitada, para alejar los intentos de robo.

Sin embargo, esta práctica hay que ejecutarla de manera inteligente, pues la mayoría de los ladrones actúan cuando saben a ciencia cierta que no hay nadie dentro de la vivienda.

Muchos delincuentes, cuando van a intentar robar una casa, ejecutan un plan previo de vigilancia, para conocer los hábitos de esa familia.

Saben la hora a la que vas a trabajar, cuando llevas los niños al colegio e incluso conocen tus rutinas de desplazamiento. Por ello, no dejes señales obvias de que abandonas la casa.

Y del mismo modo, mantén siempre el exterior correctamente iluminado, pues esto limitará las posibilidades de que entren a robar de noche.

La luz es siempre un elemento que aleja a los delincuentes, pues los deja más expuestos.

Haz un uso inteligente de las redes sociales y de los mensajes que lanzas

En este estudio completo que hacen los delincuentes de las viviendas que intentan robar se incluye también su acceso a información privilegiada.

Una práctica habitual de muchas personas que van de vacaciones es publicar imágenes y contenidos en redes sociales, o incluso antes de que esto suceda, comunicar a otras personas ese futuro viaje.

Esto es un error, porque nunca se sabe a quién le puede llegar esa información. Si una banda de ladrones es conocedora de que la vivienda está vacía, tendrán más oportunidades de intentar un robo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Comparte en tus Redes Sociales!

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios