Cómo Saber que Tarjeta Gráfica Soporta mi Placa Base

La tarjeta gráfica es un componente esencial para cualquier PC, pero es especialmente interesante en aquellos equipos que están diseñados para tareas de alto consumo de datos relacionados con el vídeo y las imágenes.


Así, los gamers y las personas que se dedican a realizar streamings en directo necesitan disponer de una buena tarjeta gráfica.

Las opciones para adquirirlas son muy variadas, y en pcbox.com puedes encontrar muchos modelos, pero tan importante es la tarjeta gráfica como la propia placa base, que es el espacio físico en el que va integrado este elemento.

Te enseñamos cómo descubrir qué tarjeta gráfica puedes instalar en la placa base para mejorar los gráficos de tu equipo.

PC con gráficos integrados o con tarjeta gráfica dedicada

El primer detalle que debes conocer es qué tipo de PC tienes en casa.

Muchos ordenadores integran los gráficos en un chip en la propia placa base o en la CPU, mientras que otros cuentan con una tarjeta gráfica dedicada que se conecta a una ranura de expansión PCI Express localizada en la placa base.

El modo de conocer la tarjeta gráfica es el lugar que ocupa el puerto que se usa para conectar el monitor.

Si está entre los otros puertos, como USB y Ethernet, los gráficos están integrados.

Pero si en cambio el puerto está separado y hay más de uno para salidas DVI, HDMI o DisplayPort es que posiblemente sea una tarjeta gráfica dedicada.

mujer instalando una tarjeta gráfica
Tarjeta Gráfica

Tarjeta gráfica dedicada, ranura PCI Express x16

La instalación de una tarjeta gráfica dedicada que se ajuste más a las optimizaciones del equipo implica el uso de una ranura de expansión libre en la placa base.

Su nombre técnico es PCI Express x16.

Existen tres generaciones de estas ranuras, pero no son compatibles entre ellas.

Si hay hueco en la placa base para dos ranuras, lo más común es utilizar el hueco de arriba para la tarjeta gráfica.

La clave aquí es que la placa base posea ranura válida PCI Express 3.0 x16, que es la que tiene longitud completa, pues así se pueden montar tarjetas de Nvidia y de AMD.

Si la placa base tiene otras ranuras, del tipo PCI Express x4 o PCI Express x1, estas no son válidas para tarjetas gráficas, pues son más pequeñas.

¿Por qué es interesante la presencia de dos ranuras si solo se necesita una tarjeta gráfica?

A mayores prestaciones de la tarjeta gráfica, más demanda de aireación es necesaria para mantenerlas frescas.

Por este motivo, las tarjetas más potentes son más gruesas.

Muchos PC están montados de tal modo que el ensamblaje del ventilador está justo bajo la tarjeta, de este modo es importante tener una ranura no utilizada directamente debajo de la ranura.


Por otra parte, es aconsejable medir la distancia que existe entre la placa posterior a los componentes que bloquean la tarjeta gráfica.

Algunas tarjetas tienen la toma de corriente en el borde posterior, y no en el lateral, así que hay que añadir entre 3 y 4 centímetros de longitud a la tarjeta para mejorar su ajuste.

En caso de no conocer a fondo estos detalles, lo mejor es consultar con el fabricante, el vendedor u otro usuario que ya tenga montada la tarjeta gráfica.

La demanda de energía, la fuente de alimentación

Un último aspecto clave para determinar qué tarjeta gráfica soporta la placa base es conocer sus requerimientos de energía.

Aun contando con una ranura PCI Express x16 y espacio suficiente, la demanda de energía es muy alta si se trata de tarjetas de alta gama.

La fuente de alimentación (PSU) juega aquí un papel fundamental. Los conectores de alimentación PCI-E son imprescindibles.

Suelen ser negros y están marcados con este código.

Su número de pines va de seis a ocho. En caso de que la fuente de alimentación no tenga esos conectores, la solución pasa por adquirir adaptadores que se conectan a ellos mediante cuatro patillas.

Existen también tarjetas gráficas que requieren dos conectores de alimentación PCI Express anclados a distintos raíles de 12v de la fuente de alimentación.

La consecuencia de ello es que hay que conectarlos a dos adaptadores de una cadena diferente de conectores, y no a la misma cadena.

Por lo general, las tarjetas gráficas de alta gama requieren una fuente de alimentación mínima de 600 W, y en este punto también es importante que la PSU tenga suficiente espacio para alimentar la tarjeta gráfica

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Comparte en tus Redes Sociales!

¿Quieres que te avise cuando alguien te responda?
Avisar de
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios