Mi equipo se reinicia tras cargar Windows XP

La verdad es que todo este tiempo que llevo trasteando con ordenadores y tecnologías, de los errores más comunes que me he encontrado a nivel de usuario o principiante, siempre han estado relacionados con problemas referentes al sistema operativo que se utilice o con los discos duros que monte el equipo.

Desde fallos en el inicio de sesión del usuario hasta errores en discos duros sin formato. Como siempre, la principal preocupación es la pérdida de todos los datos que guardamos en nuestros discos duros, perdida que solo es irremediable si nuestro disco duro para a mejor vida, ya que aún borrando los archivos o formateando el disco duro, nuestros archivos permanecen en él hasta que otros archivos utilicen el espacio que estos ocupaban para escribir nueva información, de ahí que haya herramientas como Recovery my Files que son realmente útiles.

El otro día recibí la llamada de una amiga muy preocupada. Solo acertaba a decirme que su equipo fallaba y no encendía. Por supuesto su principal preocupación era perder todos sus archivos guardados en él. En estos casos, uno tiene que actuar como un auténtico médico y solicitar la máxima información posible del problema. Así, pude enterarme que el ordenador encendía, cargaba Windows y después se reiniciaba.

Mi primer consejo fue que intentara reiniciarlo en modo a prueba de fallos. La respuesta fue que también se reiniciaba cuando terminaba de cargar el SO, y por supuesto, la conversación siempre termina con un: «ven y lo compruebas por ti mismo».

Ya delante del equipo, un Pc de sobremesa con Windows XP, pude comprobar como este se reiniciaba tras terminar la carga del SO, es decir, aparecía el logo de Windows XP y la barra de progreso y tras la carga, se reiniciaba. Igual en cualquier intento de inicio en modo a prueba de fallos, e incluso, intentando restaurar una configuración anterior.

Estaba claro que algo fallaba y que se había llegado a esa situación tras un apagado brusco del equipos. La propietaria reinició el equipo de manera brusca tras una ralentización del mismo, y tras un reinicio algo más lento, siguió utilizándolo con normalidad hasta que este se bloqueo, volviendo a apagarlo a lo brusco.

Estaba claro que lo más seguro es que fuera un error o fallo en el SO así que la solución pasaba por utilizar un disco de instalación de Windows XP y utilizar la opción de reparar la instalación.

Configuré la Bios del equipo para que se iniciara desde el CD y reiniciamos el equipo con el disco de instalación de Windows XP.

Tras la carga de todos los datos, se llega a una pantalla donde hay que elegir una serie de opciones, entre ellas la de reparar una instalación existente. Pulsando la tecla R se entra en la opción que termina por mostrarnos una pantalla con el símbolo de sistema, o lo que es lo mismo, la consola de recuperación.

windows xp

Lo primero, realizar una detección de posibles errores de forma más completa y repararlos, para ellos se utiliza el comando CHKDSK /P

La consola de recuperación nos mostró varios errores y los intentó recuperar, aún así y para asegurarme aún más, tras finalizar la detección de errores y su recuperación realice una búsqueda de sectores dañados e intenté recuperar la información de ellos con el comando: CHKDSK /R

Este último paso se demora un poco más, dependiendo del tamaño del Disco duro y de los sectores dañados que tenga.

Tras estas dos comprobaciones, el equipo ya se reiniciaba con normalidad, cargando Windows XP con normalidad y con todos los datos del disco duro intactos.

¿Quieres que te avise cuando alguien te responda?
Avisar de
14 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios