Eficiencia energética y ahorro con termostatos wifi

por

La utilización de termostatos wifi se está haciendo cada vez más habitual para aquellos que buscan ahorrar en su factura.

Y es que, poco a poco, la domótica se está introduciendo en nuestros hogares, haciéndolos más modernos.

Dispositivos conectados a la red y que podemos utilizar para controlar nuestro hogar a distancia desde el móvil.

No solo cámaras y dispositivos de vigilancia. Hoy en día podemos conectar a la red cualquier dispositivo.

Altavoces inteligentes, smart tv, videoconsolas o termostatos wifi son algunos de ellos.

Son precisamente estos últimos los que mayor demanda están experimentando en los últimos meses.

Gracias, sobre todo, a la posibilidad de poder controlar a distancia nuestra calefacción, con el ahorro que supone.

¿Qué es un termostato Wifi?

Consiste en una herramienta domótica con la que podemos hacer nuestro hogar más inteligente.

Con otras palabras, un termostato wifi es un dispositivo con el que podemos controlar la calefacción a distancia.

El control se realiza a través de una aplicación móvil desde la que podemos realizar multiples funciones.

Estos dispositivos han dejado de ser un «capricho de frikis» para convertirse en una oportunidad de ahorro.

Podemos encontrar dispositivos para todos los bolsillos dentro del amplio catálogo de termostatos wifi existente.

Modelos de pared, de sobremesa, kits instalables, compatibles con Alexa o Google Home, etc.

¿Para qué sirven los termostatos wifi?

La función básica de un termostato wifi es la permitirnos controlar la calefacción desde el móvil.

Para ello, el termostato se conecta a nuestra red wifi y se empareja a una aplicación móvil.

Desde esta aplicación móvil podemos controlar en todo momento la temperatura de nuestra casa.

Aumentar o disminuir la temperatura, apagar o encender la calefacción, incluso programar rutinas.

Esto nos permite una mejor gestión de la calefacción de nuestro hogar, lo que repercute positivamente en la factura.

Desconectar la calefacción cuando no estamos en casa y conectarla antes de llegar hace que ahorremos bastante.

Y por lo tanto, gracias a ese ahorro, nuestra la factura de la luz lo notará a final de mes.

Hogares inteligentes

Según los últimos estudios, los hogares inteligente ahorran hasta un 30% en la factura de la luz.

Son hogares donde podemos controlar la calefacción o aire acondicionado a distancia a través del móvil.

Gracias a estas apps y a los termostatos inteligentes, podemos saber en todo momento la temperatura del hogar.

Además del consumo diario, semanal y mensual de los dispositivos conectados.

Podemos programar horarios de uso de la calefacción o aire acondicionado para evitar su uso innecesario.

Establecer modos de ahorro para evitar gastar más de lo necesario.

Incluso, en modelos más avanzados, podemos hacer usos de algoritmos para un funcionamiento más eficiente.

Comodidad de uso con los termostatos wifi

Lo que está claro es que además del ahorro, los termostatos wifi nos facilitan mucho el uso de los dispositivos.

Podemos encender o apagar la calefacción y el aire acondicionado sin levantarnos del sillón.

Ajustar la temperatura de la calefacción o del aire acondicionado desde el móvil.

Establecer patrones de uso o incluso restricciones para evitar que los menores lo utilicen en nuestra ausencia.

Además, en modelos compatibles, podemos asociarlos a Alexa o Google Home y controlar por voz los dispositivos.

Como véis, el camino al hogar 3.0, donde todo se puede controlar con la voz, está cada vez más cerca.

Te agradezco una valoración de este artículo


Artículos Relacionados

Deja un comentario